En días de mucho frío… un poco de miel

  • EspañolEnglishDeutschItaliano
  • Share

    En días de mucho frío… un poco de miel

    10th noviembre, 2016

    El clima especialmente benigno de Galicia, con abundante agua, suelo granítico y la influencia de los vientos y aires marinos, favorece a una flora rica y variada que permite la producción de miel monofloral. Aunque la miel de Galicia es única frente al resto, podemos encontrar diferentes sabores, texturas y paladares, que dependerán de las flores que le den origen.

    La inmensa mayoría de la miel gallega que se produce es de milflores. En su elaboración no predomina un origen concreto y procede de las diversas flores de los alrededores de la colmena, pero, además, en Galicia se producen algunos sabrosos tipos de monofloral.

    • Eucalipto: El eucalipto, como resultado de las intensivas repoblaciones practicadas, marca decisivamente la producción de miel de la costa gallega.
    • Castiñeiro: En las comarcas gallegas del interior, la especie arbórea de mayor interés para la elaboración de la miel es el castaño.
    • Queiroga: Una gran parte del territorio gallego está cubierto de matorral. La queiroga es precisamente la planta de este tipo de vegetación que permite una mayor producción de monofloral. Se caracteriza por su coloración oscura, con unos tonos rojos y un sabor duradero y ligeramente amargo.
    • Silva: La abundante aparición de matorrales mixtos de plantas rosáceas, entre las que sobresalen por su presencia las silvas, permite la producción de mieles monoflorales. La variedad de silva adquiere en Galicia colores oscuros, sabores fuertes y dulces, y olores frutales.
  • Archivos


  • Return to Top ▲Return to Top ▲